Historia de Naranjas Lola, una empresa familiar en internet.

La tradición familiar se une a las nuevas tecnologías.

En 1998, Federico Aparici y su mujer, Dolores Colomar (quien da nombre a las ya populares Naranjas Lola), decidieron dejar la esclavitud que suponía la venta de sus naranjas a intermediarios a un precio que hacía muy difícil la subsistencia de un producto de calidad y apostaron por un nuevo modelo en la venta de frutas. Con la ayuda de sus hijos Federico y Juan, lanzaron el primer negocio español de venta de naranjas por internet.

Poco a poco fueron llegando los clientes, y las alabanzas de prensa especializada y profesionales de la alimentación, que han convertido a Naranjas Lola en toda una referencia tanto en el mundo de la gastronomía como en el de internet y las nuevas tecnologías.

Las naranjas de Naranjas Lola se cultivan tradicionalmente, con un saber hacer que viene de generaciones atrás, sin más tratamientos que los imprescindibles, de manera artesanal. Esto hace que su sabor haya sido definido por la prensa especializada en gastronomía como "naranjas con un sabor de otra época".

El lema de Naranjas Lola fue desde el principio "Del árbol a su mesa en 24 horas". El riguroso proceso de selección de las mejores naranjas hace que una vez que se realiza un pedido se elijan las mejores naranjas y se envían directamente al domicilio para que puedan disfrutar de ellas.

Empresa familiar, Pyme, Pioneros en Internet
Historia Naranjas Lola